Opinión y fotografías cortesía de Javier Odriozola Iza. Músico.

flor

Carlos Arias sabe muy bien lo que se trae entre manos. No es un jardinero más, porque ama las plantas y su conocimiento sobre ellas es enciclopédico. Posee además una sensibilidad especial en su manejo y un fino don para captar la forma armoniosa del conjunto. Domina los engranajes ocultos del jardín en todos sus aspectos, y haber confiado en él está siendo una fuente constante de satisfacciones mutuas, así como un alarde por su parte en la técnica del trabajo bien hecho.

Si tuviesemos la oportunidad de contemplar por una vez simples efectos, que tenemos ante nuestra vista diariamente en pequeño, en una dimensión colosal, esa vista nos resultaría nueva, interesante e instructiva, puesto que sólo entonces recibiríamos una noción adecuada de las fuerzas naturales que se manifiestan en ellas”.

Arthur Schopenhauer

Cornus Nocturnus